Esfuerzo vs Talento

Image

Hoy me gustaría hablaros sobre lo importante que es el esfuerzo en el desempeño diario, y ya no sólo en las tareas diarias, sino en todos los aspectos de la vida.

Como dijo Albert Einstein, uno de los cerebros más fructíferos de todos los tiempos y uno de los científicos más conocidos de la historia:

Genius is 1% talent and 99% percent hard work´´

Esto viene a significar que una persona que destaca en algo es debido a su esfuerzo o hard work, y en muchísima menor medida por su talento innato. Creo firmemente en esta cita de uno de los más grandes y te invito a que si algo te gusta de verdad, te dediques con toda tu fuerza y con todo tu corazón, porque es la única manera de llegar a conseguir las cosas, no debes rendirte, porque si lo crees con todas tus fuerzas, seguro que estarás más cerca de lograrlo.

Como comenté anteriormente en el poder de la mente, dentro del apartado motivación del blog. Tenemos mucho que ganar si lo que hacemos lo hacemos con decisión y determinación, hay muchos ejemplos en el día a día, como el excepcional caso de un chico de EEUU que entró en la universidad a estudiar matemática con 9 años, pero ¿ sabéis que hacia el niño desde bien bien pequeño?, sí, habéis acertado, leía libros de matemáticas en vez de cuentos. Es cierto que hay personas que nacen con algún talento más desarrollado que otras personas, pero eso no quita que nosotros no podamos llegar a tenerlo, con esfuerzo todo se consigue, así que ya sabéis, el esfuerzo tiene su recompensa.

Cambio a WordPress

Estoy haciendo pruebas para trasladar el blog desde Blogger hasta WordPress, creo que el cambió saldrá bien, WordPress es más conocida y creo que tiene más posibilidades, más comunidad, más desarrolladores, una interfaz más amigable, en definitiva, más al día. Llevo unos días trasteando y todavía queda mucho por leer y por aprender. Espero ir descubriendo este nuevo mundo rápidamente =)

Un saludo a todos y gracias por leer!

Cómo promocionar mi empresa

¿Cómo promocionar tu empresa?

Promocionar y dar a conocer una empresa es actualmente muy complicado, sobre todo, hacerlo bien hecho. Hace un tiempo lo más normal y seguramente lo que la mayoría de la gente pensaba que era lo correcto era utilizar los anuncios en periódicos, anuncios de televisión. Estas son algunas pero no todas, ya que Internet te ofrece una serie de herramientas o ideas que pueden ayudarte a conseguirlo de una manera sencilla más segmentada y mucho más barata.
Promocionar tu empresa en Internet
Internet es muy importante para conseguir dar a conocer nuestra empresa. Existen infinitas posibilidades para explotar en la red.
En primer lugar, nos encontramos con los banners. Estos tienen la misión de atraer visitas hacia nuestra web. Los modelos habituales son el CPC o coste por clic, que es aquel que cobra por cada clic que hace un usuario; el CPM o coste por impresión, en el que se paga por páginas vistas o veces que aparece y el CPA o coste por acción, que es el más complejo ya que requiere que el usuario realice una acción como registrarse o comprar un producto.
El marketing de contenidos es otra forma de dar a conocer nuestra empresa en Internet. Aquí no se trata de vender un producto, sino de crear un contenido que ayude a potenciar la imagen de marca. A través de nuestro blog conseguiremos fidelizar a los clientes existentes y atraer a otros nuevos.
Los anuncios online son menos conocidos pero también sirven para promocionarse. Últimamente han adquirido una importancia vital en las campañas de marketing de cualquier empresa que quiera lograr más visibilidad en la web, utilizando el efecto ‘share’, conseguir que las personas tengan la iniciativa de compartir el contenido que has creado. Es sin duda alguna la manera más efectiva de llegar al máximo número de clientes, puesto que tenemos que recordar que las personas actualmente se basan en las recomendaciones a la hora de realizar una compra.
Social Media
Las redes sociales son imprescindibles para conseguir una imagen de marca. Tanto Twitter como Facebook, y últimamente Linkedin, son herramientas esenciales para cualquier empresa que tenga presencia en la red, esta última no tanto puesto que es una red mucho más profesional, y estamos enfocando este post hacía un tipo de tiendas más comercial.
Existen miles de usuarios conectados a estas redes que son potenciales clientes. Solo hay que descubrir quiénes son e intentar que descubran el servicio que ofrecemos, y esto no es nada facil, de hecho yo diría que es lo más difícil, llegar al cliente que te quiere. Yo suelo recomendar: ‘Si llegas al corazón lo tienes hecho’. Ahora bien, esto no es nada sencillo, hay que conocer bien al cliente y darle lo que quiere, tenemos que ponernos en su piel y entender que le motiva a comprar, y está demostrado que si marcamos al cliente con emociones buenas todo es más fácil.
Todas estas herramientas están interrelacionadas. El llevar a cabo una no significa que no se puedan realizar las otras. Hay que realizar un plan de negocio en el que estén presentes todas y cada una de las que necesitemos, puesto que hoy en día hay miles de redes sociales, cada una con su función, y no por tener presencia en más redes sociales va a significar un mayor alcance o difusión, ya que como dice el dicho que tanto le gustaba a mi profesor de Marketing en la Universidad Politécnica de Valencia, Alexis Jacobo Bañón Gomis, “El que mucho abarca, poco aprieta´´ queriendo decir que si tenemos unos recursos o habilidades limitados, centrémonos en hacer las cosas bien y quizás con un par de redes sociales bien utilizadas estemos consiguiendo mucha más eficiencia.
Espero que os pueda servir de ayuda chic@s, un abrazo muy grande y gracias por leerme.
Hasta pronto.
Pablo Lluch Castells

Perseverancia y motivación

¿Por qué es tan poderosa la perseverancia? 

Aquellos que no han visto lo que puede hacer en un momento difícil, no logran entender el poder de la perseverancia.
Su poder es algo que ha cambiado vidas, países, y algunas veces incluso cambia el mundo.
A lo largo del tiempo, nos encontramos con grandes historias de perseverancia. Muchos se preguntan por qué estas personas no se limitaron a darse por vencidos. Casi siempre, era porque creían en algo mucho más grande que ellos mismos. Tenían un objetivo final en mente constantemente, de manera  que poseen una fe inquebrantable de que van a lograr su sueño, de que lograrán el éxito.

Así que, ¿dónde reside el poder de la perseverancia?

En primer lugar, la perseverancia es poderosa porque nos da esperanza a aquellos que la necesitamos. Esta esperanza te alimenta, y es al mismo tiempo el combustible  de la perseverancia. Una de las razones por las que la perseverancia es tan poderosa es debido a su conexión directa con la esperanza.
Por tanto, la perseverancia es tan poderosa, ya que te permite aferrarse a tus deseos. Te ayuda a centrarte en lo que más quieres hasta que finalmente logras tu objetivo.
Cuando te pegas a algo, intentándolo constantemente, cuando te levantas cada vez que te caes, tu camino será conseguirlo. Al llegar a ese punto en el que ninguna persona puede decirte que no va a suceder, entonces sabrás con certeza que va a suceder. Este es el poder de la perseverancia. Es el poder de concentración y el poder de una promesa innegable que te hará obtener lo que te propongas.
En tercer lugar, la perseverancia te hace más joven, te da una motivación muy fuerte. Si tienes la voluntad de ganar, trabaja en lo que deseas, entonces nada puede interponerse en tu camino. Siempre serás joven, dispuesto a todo, valiente y capaz. La perseverancia tiene el poder para compensar el talento, el genio, y la edad.
Si no conocías su poder antes, espero que puedas hacerlo ahora. Con esperanza,  enfoque, y una promesa de progreso a tu lado, la perseverancia se convierte en una de las fuerzas más poderosas que cualquier persona puede tener.
Fuente del artículo: http://EzineArticles.com/3244600 (adaptado por mi).
Espero que os sirva de ayuda amigos. Un saludo y hasta la próxima.

17 Consejos para mantener la motivación


“Si te caes siete veces, levántate ocho”. Proverbio chino



“La victoria pertenece a los más perseverantes”. Napoleón Bonaparte

Hay días en los que, por el motivo que sea, no nos encontramos especialmente motivados para enfrentarnos a nuestras tareas. A veces el problema es el mismo trabajo a realizar: no nos gusta, es complicado o no nos apetece.
En cualquier caso, ésta es una lista de consejos que pueden ayudarte a recuperar esa motivación perdida, esta guía de consejos seguro que os parece útil en algún momento de vuestra vida y seguro que parecen consejos evidentes pero siempre es mejor tenerlos cerca para recordarlos cuando los necesitemos.
  1. Divide el trabajo en tareas pequeñas y concretas. Un proyecto grande y complejo puede resultar abrumador. Al dividirlo en pequeñas tareas consigues ver claro el camino y la resistencia a enfrentarte a él disminuye.
  2. Si dispones de poca energía, concéntrate en tareas sencillas y rápidas. Cerrar cosas pendientes, aunque sean poco importantes, te dará energía y fuerza para atacar otros objetivos mayores ya que te sentirás mejor y con más motivación.
  3. Si te encuentras agobiado por el gran número de tareas a realizar, simplemente elige algo y empieza. Verás que la resistencia al trabajo desaparece a los pocos minutos de empezar, una vez dado el primer paso. El miedo desaparece cuando nos enfrentamos a él.
  4. Tómate tu tiempo. A veces confiamos en que podemos hacer una tarea en mucho menos tiempo del realmente necesario. Cuando transcurre ese tiempo y no hemos terminado, aparece la frustración y el desánimo. Sé realista en tu planificación. Piensa, además, que siempre pueden aparecer imprevistos.
  5. Regálate premios a menudo. Cuando termines cualquier tarea o logres un buen avance en un gran proyecto, haz algo que te apetezca, que te relaje y que no te suponga ningún esfuerzo. Un paseo, una buena lectura… busca tus propios incentivos.
  6. Si tus opciones no son demasiado atractivas, observa la situación desde mayor altura. Hay tareas que no nos apetece hacer demasiado, pero obedecen a objetivos mayores. Piensa en ello, piensa a dónde te diriges y encontrarás la motivación necesaria para hacer esas acciones menos agradables.
  7. Lleva un registro de lo que haces. La tecnología puede facilitarte la labor, pero utilizar herramientas que realmente tu gusten, te puede incluso motivar a trabajar.
  8. Comprueba tu progreso en cada uno de tus proyectos. Trata de realizar algún tipo de gráfica que te permita evaluar cómo vas haciendo las cosas. Además de obtener una información muy valiosa, las gráficas te motivarán para continuar con tus objetivos.
  9. Visualiza el objetivo cumplido. Piensa que has terminado esa tarea que tanto se te resiste y los beneficios que te reporta. Ten siempre presente el final en tu mente.
  10. O, al contrario que lo anterior, piensa en lo que pierdes si no completas ese trabajo. Hay estudios que demuestran que mucha gente trabaja más duro para no perder 10€ que para ganar 10€. ¿Qué te motiva más a ti?
  11. Para grandes objetivos, busca apoyo en comunidades on-line. Únete a grupos en la web que compartan tus mismos intereses. Entra en sus foros, lee artículos y comentarios, aporta tu opinión. Conseguirás motivación constante.
  12. Busca un cómplice. Es difícil motivarse a uno mismo. Si encuentras un compañero/a de aventuras con quien puedas compartir alguno de tus objetivos (tu pareja, un amigo, un colega del trabajo…) os podréis apoyar mutuamente.
  13. Ante un gran reto, hazlo público. Habla de ello con tu familia, con tus amigos, públicalo en tus redes sociales, en tu blog… Elige una fecha para lograr ese objetivo y hazla pública también. Generarás un compromiso total y una motivación extraordinaria que te ayudaran a realizarlo sin que te des cuenta.
  14. Hazlo divertido. A veces, una tarea rutinaria se puede convertir en algo interesante si eres capaz de hacerla de una forma diferente. Dale rienda suelta a tu creatividad.
  15. Si todo lo anterior falla, entonces estás en un momento delicado. Tómate un descanso, unos días libres, desconecta de todo. Necesitas relajarte y recargar las pilas. No pienses en lo que dejas de hacer en ese tiempo. Cuando vuelvas, recuperarás con creces el tiempo perdido.
  16. Si aún así necesitas más descanso quizás necesites rodearte de esa gente que te cambia por completo, todo el mundo tiene un amigo que nos ayuda a ver lo mejor de cada momento, y seguro que compartir tiempo con los amigos más cercanos nos da ese empujón para empezar a trabajar con ganas otra vez.
  17. Y el último consejo, cuando no puedas con una tarea y estés desmotivado por la falta de ideas, falta de energía, quizás lo mejor sea cambiar de tarea en ese momento, muchas cosas llegan a nuestra vida pero no es el momento adecuado, por eso trata de encontrar lo que necesitas en cada momento y te ayudará a ser más feliz.
Un saludo amigos, espero que os sirva algún día🙂 y si tenéis algún consejo más no dudeis en comentarlo para añadirlo! Gracias!

¡Hasta la próxima!

SEO Evolution / Evolución del SEO

Ya expliqué que era el SEO en está entrada. Ahora voy a explicar la evidente evolución del SEO en el mercado actual.

SEOMucha gente piensa que el fin del SEO está cerca, que debido a los cambios efectuados por los buscadores (y los que van a venir), poca cosa se podrá hacer mediante técnicas SEO para posicionar los sitios web, y que por lo tanto realizar este trabajo dejará de tener sentido. Pero según lo veo yo, la cosa va a ser bien distinta.
El SEO no muere, evoluciona. Los buscadores, con la intención de ofrecer los mejores resultados a sus usuarios, siguen evolucionando y modificando día a día sus algoritmos, así que los SEO debemos ir adaptándonos constantemente a las nuevas reglas de juego, aunque incluyan cambios totalmente drásticos. Pero esto no es algo ajeno o distinto a lo que ya ha ocurrido muchas veces en la historia, donde otros profesionales ya han sabido adaptarse perfectamente a su nueva realidad y han logrado transformar su trabajo utilizando las nuevas herramientas de las que disponían, como es el caso por ejemplo de dibujantes o fotógrafos durante el cambio a la era digital.
Durante los últimos años, muchos SEO han dedicado demasiado tiempo a calcular densidades de palabras clave, darse de alta en el máximo número de buscadores posible, intercambiar, comprar o en general conseguir el máximo número de enlaces, sobre optimizar las páginas con negritas, cursivas, h1, alt,… Y esto es lo que es cosa del pasado. La mayoría de estas técnicas ya han dejado de tener importancia, y algunas de ellas, como la sobre optimización o tener un gran número de enlaces entrantes exactamente iguales, pueden incluso repercutir negativamente en el posicionamiento.
¿Qué debe hacer un SEO a partir de ahora?
Hoy en día para ser un buen SEO deberás tener o adquirir conocimientos por lo menos de estrategia digital, marketing en medios sociales, redacción de textos comerciales, optimización de conversiones, análisis de datos y conocimientos técnicos, como mínimo para ser capaz de desarrollar un sitio web o e-commerce sencillo. Sin duda todo un reto. Pero, ¿qué funciones realmente útiles debe desarrollar un SEO?

1 – Detectar las oportunidades

  • Deberás detectar las oportunidades de tu marca en relación con los objetivos de negocio, público objetivo, competencia, las especificaciones de la industria o las acciones realizadas en un pasado.
  • Conocer los objetivos de la empresa. Esto requiere un gran conocimiento de los puntos fuertes y débiles así como de las estrategias generales y las realizadas en un pasado.
  • Estudiar el mercado en Internet. Estudiar todo lo que ha escrito la competencia anteriormente y saber cuánta información sobre tu mercado existe en la red. Piensa si puedes mejorarlo y cómo.
  • Investigar al público objetivo en medios sociales.
  • Estudiar las visitas existentes. Averiguar con Analytics u otras herramientas de dónde provienen, qué palabras clave utilizan, su duración, comportamiento, etc.
  • Realizar un profundo estudio de palabras clave, por cantidad de posibles visitas y por calidad de las mismas.
  • Estudiar el sitio o sitios web de la empresa, principalmente en cuanto a usabilidad y conversiones.
  • Analizar todos los textos de los que ya dispone la empresa y ver qué se puede aprovechar y qué no.
  • Conocer las relaciones con otras marcas comerciales, sitios web, proveedores, competencia, etc.

2 – Estrategia y desarrollo del contenido.

  • Idear el contenido a partir de las palabras clave que hemos elegido, de nuestro público objetivo y del objetivo general.
  • Estructurar el contenido. Este es buen momento para pensar en el diseño y en cómo y dónde irá colocado el contenido y el resto de elementos.
  • Escribir el contenido. Por supuesto, siempre pensando en la gente que lo va a leer (y en el posicionamiento, claro).

3 – Desarrollo técnico.

No podemos olvidarlo ni ignorarlo. Debemos conocer la estructura del sitio web y saber cómo está desarrollado.

  • Análisis previo. Pensar que elementos le faltan o le sobran al sitio y cómo podemos desarrollarlos o explicárselo al equipo técnico.
  • Implementación. En caso de que no lo realicemos nosostros, habrá que comprobar su buen funcionamiento e implementación.

4 – Estrategia Social.

  • Enlaces (linkbuilding social). Los enlaces provenientes de personas en blogs, foros o redes sociales tienen mucho valor, así que piensa cómo puedes conseguir que hablen de ti de forma natural.
  • Noticias y novedades. Las noticias tienen más valor que los anuncios. La gente gasta mucho tiempo al día leyendo. Piensa cómo atraerlos con noticias que llamen su atención.
  • Concursos. Busca productos o promociones que resulten atractivas y no repercutan económicamente demasiado a la empresa.

5 – Analizar y sacar informes.

No se trata solamente de sacar conclusiones sobre los objetivos conseguidos o el ratio de conversión obtenido. Hay que darle un valor relativo a todos los datos de los que disponemos  y analizarlos profundamente para poder cambiar o potenciar ciertas acciones. Toma distintos enfoques.

6 – Optimizar.

El trabajo de un SEO nunca termina. Durante la fase de análisis habremos detectado algunas cosas que podemos mejorar. Este es el momento de realizar todas las nuevas implementaciones y cambios… y volver al paso 1 :)
¿Qué pasos sigues tú?